#ReferéndumNow

Campaña para la celebración del Referéndum de Autodeterminación para el pueblo saharaui.

Desde Ingeniería Sin Fronteras (ISF) censuramos la actuación del Gobierno de España, que durante décadas ha incumplido con su responsabilidad de descolonizar el territorio del Sahara Occidental. Y no sólo no lo ha conseguido, sino que no ha participado de manera activa en la resolución del conflicto. Esta situación se produce porque todos los gobiernos democráticos españoles han ido asumiendo el acuerdo tripartito de Madrid en el que Franco cede el territorio a Marruecos y Mauritania. Según el dictamen del consejero jurídico de la ONU (S/2002/161, enero 2002), este documento no es válido y, por lo tanto, el territorio se encuentra aún en proceso de descolonización.

A su vez, condenamos el silencio mediático sobre las sistemáticas violaciones de los derechos humanos que el Reino de Marruecos comete en los territorios ocupados del Sahara Occidental.

Asimismo, expresamos nuestra repulsa a la brutal represión que sufre la población saharaui en dichos territorios.

En consecuencia, denunciamos los acuerdos comerciales entre España y Marruecos en los que se expolian los recursos naturales del Sahara Occidental.

#REFERENDUMNOW  – ¡HAZTE UNA FOTO CON EL DEDO PINTADO DE AZUL Y MUÉVELA!

¿Por qué no se ha celebrado aún el referéndum?

La principal traba para la celebración del referéndum ha sido el censo de votantes. El referéndum se ha aplazado en varias ocasiones por los recursos de apelación interpuestos por Marruecos en los que exige que la población marroquí instalada en la zona en los últimos años tenga también derecho al voto.

Desde la invasión marroquí, la Monarquía alauí ha inyectado decenas de miles de colonos en el territorio con la intención de acreditarlos como votantes y conseguir de esa forma inclinar la balanza a su favor. A día de hoy, la población Saharaui es ya minoritaria frente a la marroquí en el Sahara Occidental.

¿Qué impide que Marruecos acepte el referéndum?

El Sahara Occidental es un territorio rico en recursos naturales de alto valor en el mercado. Ya en 1974, el Banco Mundial definió al país norteafricano como el territorio más rico de todo el Magreb por contar con el banco pesquero más importante del mundo y las mayores reservas de fosfato encontradas hasta ese momento. Los beneficios de la explotación de estos recursos, en vez de ir dirigidos al desarrollo de la población Saharaui, consolidan la ocupación marroquí.

Pese a que Marruecos carece de potestad para conceder licencias sobre terreno Saharaui, el país alauí ha llevado a cabo importantes planes económicos con diversas empresas, la mayor parte europeas. Según un informe de la Organización Mundial del Comercio (OMC), la Unión Europea aglutinó un 72,8% de las exportaciones de Marruecos en 2007, lo que convierte a todos los países miembro de la Comunidad Europea en cómplices de la ocupación y el expolio marroquí. Un ejemplo de ello es la concesión en 2001 de la extracción de reservas de gas y petróleo de la costa Saharaui a las multinacionales Total Fina Elf (francesa) y Kerr-Mcgee (norteamericana). La estrategia es clara y redonda: Marruecos cierra estos tratados para involucrar a potencias con fuerza en el Consejo de Seguridad y legitimar así su invasión desde dos puntos, el geopolítico y el económico.

¿Cuál es la postura de la ONU ante el contencioso?

Para la ONU el Sahara Occidental sigue siendo un territorio pendiente de descolonización. Nunca ha reconocido a Marruecos como potencia administradora.

El Tribunal Internacional de la Haya también se pronunció al respecto del conflicto concluyendo que no existe “ningún vínculo de soberanía territorial entre el territorio del Sahara Occidental y el reino de Marruecos“.